El engaño de la curación


Por el Dr. Ángel García, Fecha: 05-04-2015

Visto  638  Veces

Las ideas lineales que tenemos sobre los procesos humanos nos han hecho un daño de dimensiones inimaginables. La ciencia convencional en torno a la curación nos ha metido en el callejón sin salida del fisicalismo lo cual nos impide ver la valiosísima información que existe detrás de los síntomas y de las enfermedades. Nos acostumbramos a creer que debemos hacer todo lo que está en nuestras manos para curar al otro, esto impide que este entienda por qué enfermó. La enfermedad es la información que busca expresar en el cuerpo el tema conflictuado en la mente y cuando esto se entiende y se enmienda el error el cuerpo recompone la información. Este es el postulado esencial de la Medicina de la Conciencia.

En los últimos tiempos ha surgido un rebaño inmenso de terapeutas que ofrecen curación para todos los gustos, la gama de disciplinas terapéuticas provenientes de la nueva era en sumamente basta y variada, sin embargo, muchas de ellas le corren la arruga a la visión convencional de la manera de curar.
El mejor consejo que puedo darle a todas las personas que desean iniciarse en una disciplina sanadora es que verifiquen si esa disciplina contiene herramientas que ayuden a explorar los caminos que sigue la conciencia para comunicarse con el ser humano a través del cuerpo. Si las herramientas curativas que usamos para aliviar las molestias del otro no lo ayudan a ver el porqué de su malestar le estamos haciendo un flaco favor que impedirá una sanación real, no de su síntoma sino, más importante aún, de su vida.
Las consecuencias de hacer desaparecer los síntomas con instrumentos o estrategias externas pueden ser devastadoras tanto para el consultante como para el terapeuta. Las razones de la existencia de una molestia o enfermedad pueden ir desde una situación sencilla como una emoción reactiva hasta una memoria familiar ancestral, de allí la importancia de escudriñar en los rincones de la mente del que padece, allí pueden estar los códigos para desatar los nudos del error de sí mismo o de su linaje genético.
Todo lo que vivimos en esta vida tiene una razón, esta razón es tan escurridiza como las infinidades de variables que existen en el universo de las posibilidades cuánticas, donde están todas las opciones posibles que solo son materializadas cuando una decisión hace colapsar una onda de posibilidad en la materialización de la realidad.
En el campo de la enfermedad funciona de esta manera. Pongamos un ejemplo:
Betty es una mujer de mediana edad que viene padeciendo Diabetes desde los 35 años, dos años antes había muerto su padre, ella refiere que llevaba una relación muy bonita con él y que por el contrario con su madre tenía una pésima comunicación. Betty es la última de cuatro hijos, varones los tres primeros. Esta mujer no se ha casado aunque ha tenido un par de relaciones infructuosas, que han durado poco tiempo. En esto momentos padece de insuficiencia renal y está iniciando el proceso de diálisis, también refiere que sufre de divertículos en colon y, además, tiene estreñimiento desde muy joven. Cuenta ella que al perder el padre entró en un duelo que se prolongó hasta después de los 40 años, durante ese tiempo no le cuadraba ningún hombre, sin darse cuenta buscaba al padre en ellos y, por supuesto, no lo encontró por lo que entró en el desamor (diabetes). Mantenía constantes peleas con su madre por cosas intrascendentes. Hace cinco años a la madre le diagnostican Alzheimer. Los hermanos la dejaron al cargo exclusivo de su mamá. En el fondo vivió rechazando a la madre y ahora le toca vivir para ella, (el que no le gusta el caldo le dan dos tazas, escuche decir a un anciano).
El hecho de no hacer terapia para soltar la toxicidad de su vida le mantenía el colon atascado y la imposibilidad de hacer pareja le hizo paralizar los riñones, todo agravado por la constante amargura de cuidar a una persona que rechazaba, independientemente de ser su madre.
Betty no me entendió cuando le dije que si quería mejorar y tener calidad de vida debía buscarle una cuidadora a la madre y mudarse. La sanación es una decisión que amerita cambios que en ocasiones requiere de soltar los apegos que mantienen a la persona atada a las circunstancias sufrientes. Muchas veces es difícil entender que a través de la vida hemos creado una zona de comodidad trágica a la que nos hemos acostumbrado, de tal manera que desprendernos de ella pareciera que nos estamos desprendiendo de una parte vital de nosotros mismos, como si nos amputaran un brazo.
Si el terapeuta-sanador desea curar con estrategias mágicas, sin involucrar al enfermo en su proceso y sin hacerle ver los verdaderos orígenes de sus padecimientos, ayudará a mantener en el engaño al enfermo y profundizar la enfermedad, aunque logre alivios transitorios. Esto no sólo es dañino para el consultante sino también para el terapeuta que cargará, inconscientemente, una deuda Kármica adicional por haber desperdiciado la oportunidad de poner lucidez en el otro y, por el contario, mantenerlo en la oscuridad.



Te Gustó el Artículo? Compártelo..!



Comentarios

No hay comentarios para este articulo. Se tú el Primero!



Debes estar Suscrito a Angelcuantico.com para dejar un comentario

Comentario 1000 caracteres.


Quedan


Dr. Ángel García Montero
Con más de 25 años de práctica médica y más de 15 años de investigaciones científicas, el Dr. García plantea que el cuerpo no enferma sin la participación de la Conciencia y que todo abordaje terapéutico debe realizarse de forma integral la química del cuerpo físico, el patrimonio energético y por supuesto, La Conciencia.

Twitter



El contenido de ésta página tiene como finalidad brindar información de utilidad que contribuya al crecimiento y bienestar de los lectores. No busca reemplazar la relación directa médico - paciente, no sustituye la asesoría médica profesional, diagnóstico o tratamiento. Se recomienda buscar la asesoría de su médico familiar o de cualquier otro profesional de la salud calificado ante cualquier pregunta relacionada con su condición de salud y antes de decidir tomar suplementos, hacer ejercicios particulares, seguir algún protocolo alimenticio u otro programa de salud.


AngelCuantico.com derechos reservados © 2012 - 2017 •

Ciudad de México - México
info@angelcuantico.com

Design by LeO